Enfermería con Sentimiento

Horario Atención Oficina : Las 24 hrs al Dia
  Telefonos : 311 735 00 26 - 444 62 33

Archive for Noviembre 2016

Tener una mascota en casa ayuda a mejorar la salud de los que la rodean

Tener una mascota, entiéndase animales domésticos, trae al hogar en donde habitan un sinnúmero de beneficios para la salud física y mental de quienes los rodean.

A continuación, veremos algunos de estos beneficios, los cuales todos se cumplen y han sido comprobados científicamente.

Uno de los más importante es que favorece la actividad física, pues estas mascotas incitan a las personas a realizar algún hábito en el que deben darle alguna atención, ya sea para sacarlos a caminar, planear paseos, etc. Tanto la mascota como las personas evitan el sedentarismo. También incitan al ejercicio físico cuando se interactúa con ellos más allá del simple paseo, pues cuando se adiestra o se participa en alguna competición el binomio mejora notablemente su estado físico.

Mentalmente, una mascota ayudar a estructurar el tiempo de los humanos y los saca de la incertidumbre de no tener o saber qué hacer, especialmente en los niños o ancianos, a quienes al mismo tiempo induce un sentido de responsabilidad.

Y ni qué hablar de los beneficios sentimentales que nos hace sentir una mascota, lo cual repercute a una sana salud mental que también nos permiten tener un cuerpo sano con las defensas altas.

Otro beneficio, no menos importante, es que una mascota ayuda a las personas solitarias a socializar con los demás, ya sea por un tiempo corto pero que al fin y al cabo les permite salir de un estado en el que podrían caer fácilmente a una depresión.

Es increíble, pero al estar una mascota llena de gérmenes hace que nuestros cuerpos se fortalezcan y estén más inmunes frente a estas bacterias, lo cual significa que se enfermen menos, sean más resistentes a las alergias, en especial los niños.

Y ni que hablar sobre el concepto de felicidad, pues las mascotas ayudan a salir de cuadros depresivos, obliga a los humanos a ser más activos, a interactuar; el amor recibido ayuda a las personas tener una actitud positiva, pues también aumenta la cantidad de oxitocina, la cual hace que el cerebro se sienta tranquilo.

Asimismo, ayuda a la salud del corazón de las personas, ya que acariciar un perro reduce la frecuencia cardíaca y la presión arterial, también evita el insomnio, y el ejercicio físico hace que el colesterol esté en el nivel normal.

Estudios científicos aseguran también que un perro puede detectar y oler el cáncer en el cuerpo humano, disminuyen el estrés que causa el trabajo y pueden detectar los niveles bajos de azúcar en la sangre.

Por último, una mascota ayuda a los ancianos a mejorar la esperanza de vida. Los hace sentir que siguen vivos y les reduce el estrés senil. Está comprobado que ancianos con mascotas duran más tiempo que los ancianos solitarios.

 

Read More